template cudf

El armario de los libros.

Depositarias de nuestras culturas, nuestro conocimiento, nuestra historia, nuestros aciertos y nuestros fallos. Desde el año de 1997 han sido reconocidas como parte de lo que hay que celebrar, conservar y proteger.

Al paso de los años se han visto dañadas, saqueadas, desaparecidas, abandonadas. Con la llegada de la tecnología han sufrido el abandono y el olvido, me atrevo a decir que hasta el desconocimiento de su existencia.

Las bibliotecas, contenedores de sabiduría, con ese olor tan característico del papel viejo y repletas del grandioso sonido del silencio, se han visto reemplazadas en la vida moderna por buscadores digitales que se han convertido en contenedores del saber sin la magia del papel.

Estamos de acuerdo que debemos conservar nuestra naturaleza hoy más que nunca, pero también que existen estos mágicos lugares en los que podemos adquirir un saber menos digerido y más para pensar, en lo que podemos obtener una gran ayuda que ya en pocos lugares se encuentra.

Hagamos conciencia de la importancia de conservar estos lugares tan maravillosos con todo su saber, porque de ellos es desde donde nuestra historia hablará y nos permitirá que las nuevas generaciones aprendan a pensar.

No devaluamos la tecnología, pero es importante aprender a seguir nuestra curiosidad y que de las bibliotecas aprendamos e investigar.

La iniciativa de conmemorar el día de hoy a las bibliotecas ha sido encaminada a jóvenes y niños, para que aprendan a apreciar la maravilla que son estos lugares. Es por eso que hoy, las bibliotecas abren sus puertas y se llenan de alegría con la impartición de talleres y actividades que les permitan a este sector de la población conocerlas.

La palabra biblioteca proviene del latín bibliothēca, que a su vez deriva del griego βιβλιοθήκη (bibliothēke), la cual está compuesta por βιβλίον ('biblíon', 'libro') y θήκη('théke', 'armario, caja'); es decir, se refería al lugar donde se guardaban los libros. Inicialmente, estos libros eran rollos de papiro, ya que era el formato librario más común entonces. En el mundo greco-latino se denominaba codex.

Acceso seminarios

Accede al Sistema de Titulación en Línea: http://e.cudf.edu.mx